Tipos de Pérdida Auditiva.

 

Hay tres tipos de pérdida auditiva. La pérdida auditiva conductiva está provocada por un bloqueo o por daños en el oído externo o medio, que producen una pérdida de intensidad. La pérdida auditiva neurosensorial se produce por daños o por una disfunción de la cóclea (parte sensorial) o el nervio auditivo (parte neural), lo que conduce a una pérdida de intensidad, pero claridad a la vez. La pérdida auditiva mixta se produce cuando hay un problema en el conducto auditivo conductivo (en el oído externo o medio) y en el conducto del nervio auditivo (en el oído interno).

Pérdida auditiva conductiva

 

Cuando un bebé presenta una pérdida auditiva, algo interfiere en la ruta del sonido hacia el cerebro. Una pérdida auditiva conductiva está provocada por cualquier enfermedad que impida el transporte del sonido en su forma mecánica a través de la cavidad del oído medio al oído interno. Una pérdida auditiva conductiva puede ser el resultado de un bloqueo del conducto auditivo externo o puede estar provocada por cualquier desorden que tenga efectos desfavorables en la capacidad del oído medio para transmitir la energía mecánica a la placa del pie del estribo.

 

Esto resulta en la reducción de uno de los atributos físicos del sonido llamado intensidad, de forma que la energía que alcanza el oído interno es menor o menos intensa que el estímulo original. Por lo tanto, se necesita más energía para que los niños con una pérdida auditiva conductiva oigan el sonido, pero una vez que el sonido es bastante intenso y se supera el defecto mecánico, el oído funciona de forma normal. Normalmente, la causa de una pérdida auditiva conductiva puede identificarse y tratarse, con el resultado de una mejora completa y parcial de la audición. Tras finalizar el tratamiento médico de las causas de la pérdida auditiva conductiva, los audífonos son eficaces para corregir la pérdida auditiva restante.

Pérdida auditiva neurosensorial

 

La pérdida auditiva neurosensorial es el resultado de una disfunción del nervio auditivo o del oído interno. El componente sensorial puede ser un daño al órgano de Corti, la incapacidad de las células ciliadas para estimular los nervios auditivos o un problema metabólico de los fluidos del oído interno. El componente neural o retrocloquear puede ser el resultado de daños graves al órgano de Corti que provocan que los nervios auditivos se degeneren o puede ser la incapacidad de los propios nervios auditivos para transmitir la información neuroquímica a través de los conductos auditivos centrales.

 

A veces, el motivo de la pérdida auditiva neurosensorial no se puede determinar, no responde de forma favorable al tratamiento médico y normalmente se describe como una enfermedad permanente e irreversible. Al igual que una pérdida auditiva conductiva, una pérdida auditiva neurosensorial reduce la intensidad del sonido, pero también puede introducir un elemento de distorsión en lo que se oye, lo que resulta en sonidos poco claros incluso cuando son suficientemente intensos.Una vez descartadas las enfermedades tratables médicamente, los niños con una pérdida auditiva neurosensorial pueden llevar audífonos para poder oír las conversaciones y otros sonidos importantes.

 

Pérdida auditiva mixta

 

Una pérdida auditiva mixta puede considerarse una pérdida auditiva neurosensorial con un componente conductivo subyacente en todo o parte del rango audiométrico probado. Así, además de algunas pérdidas auditivas irreversibles provocadas por un desorden del oído interno o del nervio auditivo, también existe una disfunción del mecanismo del oído medio que empeora la audición con respecto a la pérdida neurosensorial.

 

El componente conductivo puede ser tratable médicamente y se puede corregir la pérdida auditiva asociada, pero es muy probable que el componente neurosensorial sea permanente. Los audífonos pueden ser beneficiosos para los niños con una pérdida mixta, pero el audioprotesista debe tener cuidado si el componente conductivo se debe a una infección de oído activa.

 

© 2013 por Audioprot Dominicana.